Delitos Electorales

¿Qué es un delito?

Un delito es todo acto u omisión contrario a la ley, previsto y sancionado penalmente por la misma.

¿Qué es un delito electoral?

Un delito electoral es toda acción u omisión que atentan el adecuado desarrollo de la jornada electoral, y de las características del voto.

¿Cuáles son las características del voto?

El voto debe ser universal, libre, directo, personal, secreto e intransferible.

¿Quiénes pueden cometer un delito electoral?

  • Cualquier persona
  • Funcionarios electorales
  • Funcionarios partidistas
  • Precandidatos y candidatos
  • Servidores públicos
  • Organizadores de campañas
  • Ministros de culto religioso

La Ley General en Materia de Delitos Electorales incluye un amplio catálogo de delitos electorales, entre los más comunes destacan:

  • Votar sabiendo que no se cumple con los requisitos de ley.
  • Votar más de una vez en una misma elección.
  • Votar o intentar votar con una credencial ajena.
  • Condicionar un servicio público o programa social a cambio del voto a favor de un partido o candidato.
  • Uso de recursos públicos para favorecer a un partido político o candidato.
  • Hacer proselitismo o presionar a los electores dentro o fuera de las casillas para orientar su voto hacia un candidato en particular.
  • Comprar votos, ya sea a través de un pago económico o de una promesa de recompensa.
  • Obstaculizar el desarrollo normal de las votaciones.
  • Traslado de personas para que emitan su voto por alguien en particular.
  • Presentar información falsa ante el INE para cambiar su domicilio hacia zonas donde les requieran el voto por un candidato o partido político en particular.